La sorpresa de viajar por Cantabria y País Vasco

No hay comentarios

Como quien no quiere la cosa, mi blog se convirtió en un blog de viajes. Es que ir a ver fútbol es bastante caro y al Danu no le está yendo bien, entonces Tenfield hace meses que no lo pasa salvo que juegue contra algún grande.

Así que, como estoy viajando más que yendo al estadio, mejor escribir de los lugares que visito.

En abril vinieron papá y su esposa, Meme, a visitarme y fue la ocasión perfecta para conocer una zona de España que no había visitado antes: Cantabria y País Vasco, el noreste de España.

Por recomendación de Vero, una de mis compañeras del Master, nuestro recorrido empezó en Santander. Allí vimos, como ella misma destacó de su tierra, “una de las 15 bahías más bonitas del mundo”, fuimos a visitar la Cueva de Altamira (donde hay pinturas ruprestres muy antiguas y bien conservadas) y para los fanáticos de las series españolas, estuvimos en el Palacio de la Magdalena, al que todos identificamos como el Gran Hotel de la serie Gran Hotel. Esperaba ver a Julio, Alizzzzia y Andrés, pero no estaban.


Aunque hacía bastante frío recorrimos bastante en Santander y aunque pueda parecer extraño la ciudad me hizo acordar bastante a Piriápolis. También recomiendo los helados de Regma, según Vero los mejores del norte de España. A mí me encantaron.

Uno de los puntos interesantes de visitar Santander (y haber alquilado un auto) fue que nos quedamos en medio del campo en una posada por la que pasaba el Camino  de Santiago y que era muy bonita, creo que el lugar se llamaba Bareyo o algo así. Así conocí Cantabria, se parece más a las tierras del Reino Unido que a mi idea mental de España y eso fue una linda sorpresa.


Después de dejar Cantabria emprendimos camino al País Vasco. Nos quedamos en Getxo una ciudad cerca de Bilbao súper linda, a la orilla del mar y las montañas con un paseo marítimo precioso.

En el camino de Santander a Getxo exploramos un poco los caminos internos y las praderas de País Vasco. Así desde la ruta divisé un castillo y wooooowwww un castillo medieval, en el medio de la montaña que parece salido de un cuento de hadas. Por si alguien tiene ganas de regalármelo el Castillo de Butrón está a la venta por 3,5 millones de euros y tiene 35 mil metros cuadrados de bosque a su alrededor. Como digo yo, el castillo encuentra a la princesa👸🏼 


En esa misma ruta pasamos por otros lugares como Baquio y San Juan de Gaztelugatxe, donde rodaron parte de la séptima temporada de Game of Thrones 👏🏻👏🏻🙏🏻🙏🏻🙏🏻 #KinginthdNorth

De Getxo nos movimos a Bilbao, visitamos el Guggenheim con su edificio inspirado en peces y las obras de Jeff Koons que me encantaron. También imperdible la colección de Pop Art con unas Marylins de Warhol imponentes, cuadros de Pollock hermosos y mucho arte.


Nos movimos por la ria y llegamos a la ciudad vieja, ahí nos comimos unos pintxos muy ricos. Prácticamente viví a pulpo esos días, mi pescetarianismo por ahora lo mantienen el pulpo, el sushi y el atún. 


Después de eso nos fuimos a San Sebastián, más pintxos en una ciudad realmente linda y que vale la pena visitar. Supongo que ahora en verano debe ser espectacular, con sus vistas y mar tan bello. Aunque en primavera pase bastante frío.

El regreso de San Sebastián al aeropuerto de Bilbao lo hicimos bordeando los pueblos de la costa vasca. Incluso llegamos a un camping con unas vistas espectaculares. 


Al final tuvimos que decir, bye bye y volver a Barcelona. Pero qué bello es el norte de España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s