Hasta siempre Velvet

Un comentario

Uff, cómo se me fue el último mes. Es que entre una cosa y otra diciembre se fue volando y me han quedado algunos posts en el tintero, como el del clásico (me colé en el Camp Nou para intentar conseguir una acreditación el día anterior y fue todo un evento, no entre al partido pero bueno). Y ahora, así horas antes de que tenga uno de los desafíos más grandes que va ser pasar Navidad lejos de la familia, le dijimos adiós a Velvet.

La primera serie española que vi fue “El tiempo entre costuras” y me llevé una gran sorpresa. Después “Gran Hotel” hizo que me enamorara de Jon González y su personaje Julio, y al final, después de haber visto Sense 8, donde Miguel Ángel Silvestre es uno de los protagonistas, Netflix me recomendó ver Velvet.

Entre Romeo y Julieta, la Cenicienta, The Paradise y Mr. Selfridge, ahí está Velvet, la historia de amor de Ana y Alberto y todo un entorno muy divertido. De todo esto hace ya bastante porque vi las primeras dos temporadas de untirón y esperé pacientemente las temporadas 3 y 4, mientras esperaba cada semana que se estrenaran los capítulos para vernos online.

Ahora, después de que el miércoles vi en directo el final de la historia que por suerte y para casi todos es feliz me siento huérfana de serie. Es distinto que con Game of Thrones, mi otra serie preferida (qué gustos amplios que tengo), esta es agua y azúcar, esperanza y amor, el príncipe y la princesa y al final el amor triunfando ante la adversidad. Nunca le exigí profundidad o demasiada sorpresa, Velvet me enamoró como a millones de personas porque al final la bondad de las personas y el amor fueron recompensados de alguna manera.

Acá la tildan de ñoña o de poco comprometida, porque no se mete con el franquismo y muestra una realida y una historia muy ficticia. Sin embargo, creo que se olvidan que no es un documental o un fiel retrato de lo que se vivió en España durante esos años. Las referencias históricas son pocas, más bien se usan como para situarnos en una época haciendo referencia a personajes famosos del momento o a los cambios en el vestuario, el pelo e incluso la introducción del Pret a porter que en definitiva democratizó la moda.

Al final, quienes venimos de fuera y quienes hemos sido cautivados por la historia sin exgirle demasiado somos los que valoramos esta producción española, que además tiene un gran esfuerzo en maquillaje, vestuario y peinado y que se ha animado a hacer un directo de algunas de las escenas finales, dando a los espectadores algo más que el final de una serie.

Sin ddas mis noches de miércoles en Barcelona no van a ser iguales. Ahora me faltará esa referencia en la mitad de la semana que me acompañó desde ese primer miércoles 12 de octubre cuando por primera vez busqué Antena 3 en la tele para ver el capítulo a la hora de emisión y me da un poco de nostalgia, que quizás haga que ahora mire las cuatro temporadas de un tirón.

Mientras tanto, espero más noticias de Paula Echevarría (Ana) y Miguel Ángel Silvestre (Alberto) en alguna otra serie, aunque a él lo espero con la nueva temporada de Sense 8 en mayo, donde no es el galán que me encanta, pero tiene lo suyo.

http://www.antena3.com/embed/los-protagonistas-despiden-velvet-en-directogracias-por-habernos-hecho-tan-felices/video/6/2016/12/22/585b159a986b288477b29a74

Anuncios

Singular: 1 comentario en “Hasta siempre Velvet”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s