De cómo me convertí en una Belieber

No hay comentarios

A muchos les parece gracioso que a mi edad, 27 años, sea fan de Justin Bieber. Si hacemos caso de mis gustos musicales, que son bastante amplios y variados, pero en los que el pop hace bastante fuerza, no sería extraño. Aunque este niño, medio gil, al que le gana su faceta celebrity tenga el rechazo de muchos, a mi me encanta.

Soy una Belieber, de las falsas, obviamente. No me interesa demasiado qué le gusta a Justin o sus bardos con la prensa, ni siquiera su relación con Selena Gomez o la famosa de turno. Me gusta lo que hace Justin Bieber con la música.

A Justin le gana su rostro de celebridad, aunque esta noche en el escenario dijo que el quiere mostrar que es un chico normal que canta… Pero en mi opinión su música mola, como dicen por acá.

Me conquistó con “Boyfriend” hace algunos años (si nunca le dieron una chance escúchenla), hoy cuando la cantó me emocioné, no hasta las lágrimas pero si para cantar hasta los gritos.

Y está canción me convenció de ser una #Belieber #Barcelona #Boyfriend

A post shared by Mariana Malek (@marianitamalek) on

Purpose, el último disco, tiene unas cuantas joyas que van más allá del megahit “Sorry” que seguro que a todos los que la escuchan les da ganas de ponerse a bailar. Desde “Love yourself”, “What do you mean?”,  hasta “Purpose” (que además deja un lindo mensaje) las canciones están buenas y el espectáculo no se queda atrás.

Es el último lo prometo pero #loveyourself 😍 #JustinBieber #Barcelona #Belieber

A post shared by Mariana Malek (@marianitamalek) on

Imposible no bailar cuando escuchas esta canción #Sorry #JustinBieber #Belieber #Barcelon

A post shared by Mariana Malek (@marianitamalek) on

Bieber se hizo famoso gracias a su madre y YouTube, Baby lo llevo a la cima cuando era un niñito y esta noche en el escenario mostró ser algo más que el muchacho rebelde, complicado y medio nabo, que entre otras cosas vive peleado con sus fans.

Aunque nos mintió, nos dijo que fue el mejor show de la gira, y seguro se lo dice a muchos, (cuando no decide abandonar el escenario) Bieber demostró ser más que un muchacho complicado. Hizo lo que quiso.

Baila, canta, se mete en una jaula, tiene dj, show de luces, salta en una cama elástica, se sienta en un sillón canta sólo con una guitarra, hace un solo de batería, responde preguntas del público, invita a niñas a bailar con él sobre el escenario (y no en plan langa)  y te hace bailar. Un show completo.

Eso sí, la gente calladita no vaya a ser que el señorito se ofusque porque no lo estamos escuchando. Pero sino, no sería Justin.

En fin, esta noche soy una Belieber más. Mark my words.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s