Puede y debe rendir más

Un comentario

El jueves de la semana pasada defendí mi proyecto de tesis de maestría. Por si no lo saben, cuando hacés una carrera o una maestría antes de ponerte a investigar sobre un tema tenés que presentarlo ante un tribunal que te dará el OK, te hará comentarios y sugerencias sobre cómo lo harían ellos de cara que hagas una mejor tesis.

El proyecto, en el caso de las dos veces que tuve defender (uno por el grado y otro por el posgrado) es el resultado de una materia que se llamó Seminario de Tesis. Anoche recibí un correo confirmándome lo que ya sabía, aprobé la materia porque aprobé el proyecto.

No sé si en este caso pasó como con todas las materias que te aprueban con B (la mínima) y después la nota definitiva es la del examen o trabajo final o fue que mi proyecto dio lo mínimo.

Todo esto viene a que dormí tres horas y me quedé pensando, quizás porque estoy cansada y se me bajan los niveles de tolerancia, en algo que me dijeron.

El jueves pasado uno de los comentarios que recibí desde el tribunal fue que mi proyecto de tesis era “poco” para Mariana Malek. “Poco”, porque aparentemente mis docentes me conocen mejor que yo misma y consideran que aunque, seguramente, haga una tesis sobresaliente va ser muy fácil para mi.

Lo que viví  me recordó a una discusión que tuve con mi teacher a los 10 años. En la clase de inglés eramos tres, los idiomas siempre se me dieron fácil y bueno era la que le iba mejor, no hacía falta demasiado. Mi teacher me exigía, distinto que a mis compañeros y yo estaba furiosa. Una tarde a la salida, luego de haberme sacado Very Good y no Excellent exploté. Me puse a llorar y le dije, ¿por qué te enojas conmigo cuando me saco un puntaje más bajo? ella me respondió que era porque yo podía más, la niña de 10 años se quedó más, obligada a rendir mejor, porque podía más.

Me quedé pensando. En torno a todas las decisiones de vida que he tomado, la mayor parte de las veces he escuchado:  tal cosa, poco para vos, tal otra poco para vos, “si estudiaras serías 12”, hacer una carrera de letras “un desperdicio”, elegir humanístico otro desperdicio, elegir comunicación desperdicio y pico…

A pesar de que soy muy racional a veces, me guío por la pasión. Creo que “es poco para vos” no aplica en mi vida, no mido las cosas por ser “poco” o “mucho”, me gusta hacer las cosas que me gustan porque me gustan.

Nunca fui estudiosa, detesto estudiar, no soy un ratón de biblioteca. Leo mucho, sí, muchísimo, pero sobre todo porque me gusta saber. Me gusta tener las respuestas, para mi misma y si me preguntan me encanta compartirlas. Intento saber sobre lo que me interesa y no veo desperdicio en eso.

Cuando investigo, desde el punto de vista académico, hago lo mismo. No es una “ley del mínimo esfuerzo” o que esté haciendo la fácil, intento concentrarme en aquello que me interesa, en aquello que me apasiona, sino no avanzaría.

Igual que ahora, mientras tomo decisiones y algunos me miran como si estuviera loca.

(Este post fue escrito como vómito verbal, no prestar demasiada atención a mis divagues de viernes con pocas horas de sueño)

 

Anuncios

Singular: 1 comentario en “Puede y debe rendir más”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s