Se cerró una página de la historia

Un comentario

Destino, Dios, casualidad, sincronicidad,  se le puede decir como sea pero la realidad es que algo quiso que a los 65 años de haber convertido el gol que marcó su vida y la de todos los uruguayos (y brasileños) Alcides Ghiggia dejara esta tierra a los 88 años como consecuencia de un paro cardíaco.

La verdad es que tengo 26 años y para mi Ghiggia siempre fue un anciano, sobreviviente de la historia, un caballero mítico de la vida de mis abuelos.

Pasaron 65 años de aquel segundo campeonato del mundo, del gol que le dio la gloria a Uruguay, de que aquel muchacho de 23 años enmudeciera a 200 mil brasileños que querían ser campeones del mundo y como un homenaje se va de este mundo el mismo día que marcó su vida.

Ghiggia era el sobreviviente de la leyenda con la que los que nacimos después de la justa mitad del siglo XX hemos crecido, del relato de Solé millones de veces reproducido, del video borroso en blanco y negro  y de las lágrimas en los ojos de mi abuelo cada vez que se acuerda como escuchó aquel partido por la radio junto a su papá.

Ghiggia era Maracaná y Maracaná era Ghiggia, hoy se cerró una página de la historia uruguaya y le decimos adiós al último protagonista de la hazaña. Darle las gracias y su recuerdo estará siempre en nosotros.

Anuncios

Singular: 1 comentario en “Se cerró una página de la historia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s