El valor de la navidad

Un comentario

Bueno, hace más de un mes que no escribo pero le voy a dedicar este post a la Navidad porque he escuchado que la han denostado mucho, a ella y las fiestas y me encantaría recuperar su verdadero valor.

La navidad no es un época fácil para nadie, ya que como está en este momento del año, implica hacer balances, analizar, recordar, vivir las pérdidas una vez más y muchos sentimientos de tristeza afloran en este momento.

Sin embargo, yo no tengo una visión tan pesimista. No voy a decir que Navidad es mi día preferido del año, porque desde los 7 años hasta hace algunos años era un día de tensión ya que debía dividirme entre mis padres divorciados, andar de aquí para allá, muchas veces no tener un plato en la mesa, ni un bombón, porque nadie sabía si yo iba o no entre muchas cosas que viví en esta época.

Mucho he escuchado sobre lo material, los regalos, el consumismo, etc… Creo que debemos reivindicarla como el día de la familia, el día en que casi todos dejamos nuestras actividades, nos hacemos un momento y pensamos en el otro. Hacemos comida especial, dividimos las tareas, nos juntamos, nos unimos y disfrutamos juntos. Todos tenemos con quien pasar, salvo que uno haya optado por quedarse solo. Porque la Navidad se trata de eso, de la familia de sangre y la familia elegida, hay de las dos y nadie tiene por qué pasar solo.

Los regalos son otro tema, yo soy consumista, lo admito, no me molesta, tampoco me voy a hacer la que las cosas materiales no me interesan, pero muchas veces creo que a través de esas cosas materiales decimos cosas. No se trata del valor del objeto, de cómo fue adquirido, si es artesanal o de fábrica, me parece que el verdadero o valor del regalo reside en tomarse el tiempo de pensar en el otro, de elegir algo que le guste, de pensar a la otra persona. No importa qué sea, radica en quizás el deseo de un niño de tener una bicicleta y todas las ilusiones que pone. Les puedo decir que cuando tenía 7 años Papá Noel me trajo una Barbie de Sailor Moon y una Barbie Bailarina de Ballet, más allá de que yo las había pedido, sé que Papá Noel se había tomado la molestia de traerlas desde Buenos Aires, porque en Montevideo no había, había tenido en cuenta que yo había pedido una o la otra, pero me trajo las dos y esa ilusión fue cumplida (yo sabía que había sido mi abuelo, porque mi sueño papanoelistico se me acabó a los seis años). Creo que el verdadero valor del regalo no está en el valor material de las cosas, sino en el instanten en el que nos hemos detenido a pensar en qué le podría gustar a nuestro ser querido y el empeño que hemos puesto.

Sé que hay niños que no reciben todo lo que deberían y que quizás hay muchas desilusiones, pero rescatemos eso de la Navidad, la familia, el reunirse, el pensar en el otro, en acompañarnos hoy y siempre.

Esa es mi reflexión de hoy… Feliz Navidad para todos

Anuncios

Singular: 1 comentario en “El valor de la navidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s