Maternidad ensayada

Un comentario

Estos días, además de estar agotada, estuve a cargo de mi hermano de 14 años. Va una semana y ya quiero renunciar… así que veo cada vez más lejos el tener hijos. Supongo que ese período sin niños se va alargar hasta los 30 por ahí, porque ser esclavo de un pequeño tirano no es lo que quiero justo ahora. Ojo, no lo digo en el mal sentido, pero un hijo demanda tiempo, atención, afecto, cuidados y renunciar a que nuestra vida no es solo nuestra, porque ahora hay otro ser, indefenso, que depende enteramente de nosotros para vivir.
Soy muy susanita, siempre quise casarme de vestido blanco, entrar en una iglesia, formar una familia y tener dos o tres hijos. Antes lo veía como algo que a los 25 (si el pasado 24 de abril llegué al temido cuarto de siglo) ya lo veía como algo que iba a tener que ir resolviendo, pero la vida no es así y por ahora eso de casarse y tener hijos viene después de la tesis de maestría, del doctorado en el exterior y un montón de cosas más complejas….
Volvamos a la vida de un chico de 14 años… nos llevamos un poco más de 10 años y por suerte entre su adolescencia y la mía lo que es más diferente es el Facebook, que sustituyó al MSN Messenger, y los smartphones… se que así no es la mayoría, que estos chicos vuelan y que están expuestos, pero el adolescente con el que vivo es bastante tranquilo, aunque tiene una vida social súper agitada…
en el fin de semana se junto cuatro o cinco veces en lugares diferentes a los que hub que llevarlo, traer o e irlo a buscar nuevamente, sencillamente agotador. No me acuerdo como era yo a esa edad pero no se si tenía una vida social tan activa.
En fin, mi maternidad ensayada me hizo pensar sobre varias cosas: 1- la maternidad será dentro de unos cuantos años 2- es fundamental un apoyo como una pareja o algo, porque solo no se puede 3- Soy una cagona, no me animo a quedarme sola en casa 4- Vuelvan Papá y Meme más de dos semanas ya es mucho jajaja (mentira)

De Danubio mejor no hablo, entre los que vi o escuche de la oficina y el que fui a ver al complejo Rntistas me alcanzó, solo espero que estas dos finalísimas que nos quedan las ganemos y Peñarol pierda todo.

Anuncios

Singular: 1 comentario en “Maternidad ensayada”

  1. Tener un hijo debe ser algo mucho más gratificante -almenos a la larga- que la experiencia que te pueda dejar una simple semana o dos de “testing” a lo nanny. Como hombre que quisiera tener hijos, te diré que no le tengo miedo y está correcto que es algo que mejor llevarlo con pareja. Y es evidente que llegado el momento uno tiene familia y ya no puede ser tan egoísta. Lo decía Geedy Lee, cantante y bajista de la famosa banda de rock “Rush”, donde gira tras gira, concierto tras concierto, una y otra vez… y otra vez… él, estando casado con apenas 20 y pocos años y 2 hijos, uno de ellos recien nacido, compartía más tiempo con los demás integrantes de la banda, quienes tenían una realidad familiar similar, dejándo a las familias atrás en los tours, añorándolas, extrañándolas, hasta el cansancio. Más de mil conciertos por todo estados unidos en un periodo no menor a 18 meses, eso fue mucho.

    La banda por este motivo, dijo basta. Llegó un momento que tuvieron que parar. Era obvio que no se podía ser tan egoísta en la vida y volvieron a sus casas para estar con sus familias. Dicho y hecho, los momentos más felices de los integrantes de esa banda fueron cuando grababan su música en su ciudad natal, cerca de sus familias. Y de hecho, la seguidilla de discos más famosos de Rush fueron de esa época.

    Otro caso te lo dice Adrian Smith en el tema “Golden Years” (Iron Maiden), donde -indirectamente- te pide que reacciones ante la vida ya que vivimos en esos años de oro que no van a volver. Incluso integrantes de Iron Maiden quedaron confusos con la letra que él escribió para esa canción. Ellos pensaron ¿Adrian, acaso dejarás la banda?. Nunca quedó claro en ese preciso momento, pero Adrian Smith se despidió de sus compañeros un par de años después de escribir esa canción. Luego de varios años de inactividad volvió a la banda, pero ya es otra historia. La razón de su abandono, sus hijos.

    Es cierto que la parte económica en el caso de estos músicos juega un papel importante. Tener solvencia económica facilita mucho las cosas. Acá en Uruguay, lamentablemente tener hijos en un momento complicado implica aveces un sobre stress por ver mariposas saliendo de tu billetera…, El bajo poder de ahorro que existe en Uruguay, almenos para la mayoría, y lo lejos que se encuentra el sueño de una vivienda propia (directamente ligado a lo anterior) hace que el plan de tener una familia se piense más de dos veces. Aquellos afortunados que tienen algún tío rico o vienen de familias de dinero puede aprovechar la volada. Es más, aquellas parejas que conozco, que son adineradas, realmente la pasan muy bien y estamos hablando de no uno, ni dos, sino tres hijos con 30 y pocos años de edad que tienen los padres. Llaman a dos empleadas que hacen la limpieza y una de ellas cuida a los niños. Lo hacen bien simple.

    Está bien, parecería que no tenemos un poder económico grande. Aún así, yo no perdería las esperanzas. Tener un hijo es un milagro de la vida, es lo máximo que uno debería esperar de la vida misma. Solo debemos dejar de lado las ataduras de la sociedad moderna, y las de nuestra sociedad. Quebrar esa ventana donde todos te apuntan con el dedo para decirte qué hiciste mal o bien. En Uruguay, ser pobre y tener un hijo parecería que es un fuerte “¡Uyy…! ¡qué bajón…!”. Porque claro, se terminan las comodidades. Pero es justamente esto lo que tenemos que plantearnos… Si saltamos en paracaídas, donde mil cosas pueden salir mal, -pero puede ser una maravilla ver el mundo desde el cielo- o esperamos cómodos en nuestro sofá, disfrutando ese comfort frío. Muchos no cambiarían su comodidad por nada.

    Yo viví la crisis del 2002, tenía 21 años, y lo que me dejó de ejemplo es que la amistad eterna es dificil y que a la postre uno cuenta con la familia. Y la familia, si es numerosa, mejor. Tus amigos, incluso los más cercanos desaparecen. ¿Te quedaste sin trabajo? salen todos corriendo. Aveces hay alguno que intenta ayudarte pero no hay caso. Yo, no tengo hijos, pero siempre quise tener. No voy a dejar que la “costumbre social” o que “los momentos del mundo” me marquen como padre y me tome los tiempos. La familia eventualmente la formaré, solo hace falta una buena planificación para que haya desorden con órden. El cronómetro, la billetera, el ojo que mira, y todo lo demás, son cosas para pensar, pero nada de esto me parece determinante. Bueno, siendo solo un comentario, cambio y fuera. Suerte.

    Fito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s