Las hinchadas, las fidelidades y escupir para arriba

No hay comentarios
En la fiesta de los 75 años me saqué fotos con mis dos ídolos. Todos nos equivocamos.
En la fiesta de los 75 años me saqué fotos con mis dos ídolos. Todos nos equivocamos.

Los períodos de pases, por cortos que sean, siempre tienen alguna telenovela con jugadores que cambian de equipo, hinchas que se sienten traicionados, etc.

Este período no ha sido diferente. Lamentablemente Danubio perdió al ‘Bola’ Lima una de sus principales figuras, una vez más a manos de un ‘grande’ de Uruguay.

Está claro, en mi opinión, que Peñarol se deseperó por contratar al jugador que le sacó el campeonato a Nacional y que posiblemente no juegue ni siquiera de titular, ¿qué puede hacer Danubio?, al respuesta es nada.

Las desigualdades entre Nacional y Peñarol, respecto a los mal llamados cuadros ‘chicos’ es abismal. Para empezar de pique reciben ingresos mucho mayores que otros cuadros por lo que eso ya les posibilita tener una plantilla que reciba mejores sueldos y por lo tanto mejor.

Ya lo dije cuando Nacho González pasó a Nacional, aunque me partió el corazón, por ser mi jugador preferido entendí que si a mi como periodista en otro lugar me hicieran una propuesta que duplica y hasta triplica la que me hace el lugar que estoy, aunque sea el lugar que me vio  nacer me iría, los jugadores de fútbol también son trabajadores y son profesionales, y deben buscar los mejores horizontes para ellos. Nadie critica a Cavani por haberse ido de Danubio al Palermo o a Suárez por haberse ido de Nacioal al Ajax, la plata manda en la mayoría de los casos.

Acá no hay ninguna traición, en todo caso hay corazones rotos, mi corazón Danubiano se partió con la llegada de Nacho a Nacional y se vuelve a romper ahora que el ‘Bola’ se va a Peñarol, no hay duda, pero no son traiciones, es una especie de ley del más fuerte.

El fútbol es así y más en el fútbol uruguayo donde las diferencias económicas en los equipos son abismales.

Mi crítica al ‘Bola’ es que escupió para arriba y cuando uno escupe para arriba le cae en la cara. Hace cuatro meses, cuando pasó lo de Nacho Gonzalez, Lima dijo: “Acá, siempre dije, que juego solo en Danubio. Una cosa es decirlo, pero yo no solo lo digo, sino que lo cumplo. Me han ofrecido de otros clubes pero yo estoy en Danubio y soy hincha de Danubio”. Podés decirlo una vez y errarle, pero decirlo, sacarte lustre, diferenciarte del resto y solo cuatro meses después hacer exactamente lo mismo no está bien.

Ahora no me vengan con pavadas, todo eso de la vidriera y esas cosas son pavadas. La época de Peñarol y Nacional como vidrieras pasó ya, salvo por un par de campañas aisladas en los últimos años no han llegado a nada en la Libertadores. Ni siquiera pudieron salir campeones con presupuestos millonarios en este apertura, pero claro tienen los millones y lo que atrae es eso.

La mayoría de las personas te habla del “prestigio” de jugar en un “grande”, dejen de mentirse, jugar en Nacional y Peñarol ya no es “jugar en un grande”, grandes son otros equipos y no están en Uruguay.

Basta de hipocresía muchachos, la realidad es así y hay que aceptarla, no me vengan con traiciones, escupidas para arriba y la mar en coche, honestos y de frente eso no trae problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s